domingo, 17 de marzo de 2013

El Papa Francisco

Papa Francisco


La renuncia de Benedicto XVI demostró que no ha todos les interesa el poder, él prefirió dedicarse en la última faceta de su vida a la oración, una decisión muy sabia porque lo que mas debe de importar a un ser humano es congraciarse con Dios para salvar su alma.
La elección del nuevo Papa ha impuesto un nuevo modelo en la Iglesia Católica, también unificó a todos los católicos. Cuando murió Juan Pablo II y se eligió a Benedicto XVI, sucedió que estábamos tristes y no estuvimos tan pendientes de la elección del nuevo Papa.
Ahora, después de la renuncia de Benedicto XVI nos unimos todos en oración para que Dios nos diera un buen Papa, fue la primera vez que nos sentimos como independientes conectados solamente con Dios, Dios y su pueblo, fue algo muy sublime porque nos hizo sentir a nivel mundial que Jesús es nuestro guía y en sí, el Papa en verdad, es un sucesor del apóstol Pedro.
El poder de la oración es increíble, al invocar al Espíritu Santo a nivel mundial hizo el milagro de darnos un Papa más sencillo, tan sencillo que se puso por nombre Francisco. Francisco de Asís ha sido uno de los santos más humildes y amorosos que ha tenido la Iglesia.
Después de la renuncia de Benedicto XVI, en todos los templos se solicitaba oración, y nos comunicaban que en los monasterios estaban orando en cadena de oración, además los laicos orábamos en nuestra casa. En silencio cada quien en su corazón tenía un candidato, yo por ejemplo le rogaba a Dios que nos diera un Papa de Latinoamérica, y le sugería candidatos entre los que se mencionaban como líderes. Y llamaba al Espíritu Santo para que tomara la voluntad de los cardenales miembros del Cónclave y así votaran por el candidato que Dios y Jesús deseaban.
Entre los miembros de la Iglesia se escuchaban rumores de que uno u otro Cardenal seria el elegido por su excelente trabajo diplomático con el Islam, otro que porque era un gran líder entre lo cardenales, y así sucesivamente. Nunca creímos que elegirían a un Jesuita argentino y que se nombraría Francisco, estamos muy felices.
El poder del Espíritu Santo radica en que es parte de Dios y cuando se le invoca, como un ángel, ave o viento se desplaza o derrama por toda la dimensión terrenal. Así, ilumina el entendimiento y nos llena de inteligencia para comprender las cosas espirituales. También una de las características de los que son asistidos por el Espíritu Santo es un gran amor por Dios y por el prójimo.
Esta elección de un nuevo Papa nos mostró cómo los frutos del Espíritu Santo: Caridad, paz, generosidad, amabilidad, fe, dominio de sí mismo, alegría, paciencia, bondad, mansedumbre, humildad y castidad, se otorgan a las personas que se dejan guiar por Él. A la vez nos regala los dones de: sabiduría, fortaleza, consejo, piedad, entendimiento, ciencia y temor de Dios.
Dios con su Espíritu Santo nos dio un Papa que se ha caracterizado por ser un conocedor de la “nueva evangelización”, en su primera presentación ante la prensa bendijo a los que no creen en Dios y a los miembros de otras religiones, lo que anuncia muchas conversiones. Así sea.

Oración al Espíritu Santo
Espíritu Santo recibe la consagración perfecta y absoluta de todo mí ser.
Dígnate ser en adelante en cada uno de los instantes de mi vida y en cada
una de mis acciones: mi director, mi luz, mi guía y mi fuerza.
Yo me abandono sin reserva a tus operaciones divinas y
quiero ser siempre dócil a tus inspiraciones.
Espíritu Santo unge y consagra mi corazón para que el fuego de tu amor
me impulse a extender tu reinado por siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario