martes, 12 de febrero de 2013

Soy lo que pienso, nuevos hábitos de pensamiento




Algunas veces se vienen a nuestra mente interrogantes, esperanzas, buenos propósitos, nuevos objetivos y el deseo de cumplir una o varias metas. Tengamos presente la importancia de nuestros pensamientos para que renazca una actitud que nos transforme y nuestras acciones sean constructivas así, todos nuestros sueños y deseos más profundos se harán realidad.

Determinando nuestra  actitud
La disposición que tengamos puede cambiar el curso de los acontecimientos en nuestra vida. Utilicemos todas las herramientas que tengamos a nuestra disposición y manifestemos una actitud positiva. Desconocemos, algunas veces, cuan radicales son los cambios que pueden operarse mediante la generación  de una actitud positiva. 


Conductas emocionales evolucionadas
Los seres humanos tenemos la capacidad de desarrollar una actitud positiva, en otras palabras somos positivos por naturaleza. En la corteza cerebral o neocortex existen neuronas que si las educamos para que piensen en positivo evolucionaremos drásticamente en nuestra mentalidad. La neuronas regulan las emociones de las interpretaciones del mundo que nos rodea, ayudándonos en nuestra conducta emocional al lograr la solución de problemas que parecían complejos. Nuestro cerebro está preparado para evolucionar, así que todos podemos lograr ser positivos. El ser humano puede educar sus pensamientos para lograr conductas emocionales evolucionadas.

Existen teorías fisiológicas de la emoción que demuestran que la corteza cerebral o neocortex recibe e interpreta los estímulos sensoriales que provocan las emociones produciendo cambios en el sistema nervioso y en los músculos. Vemos entonces, que si nuestras conductas son positivas o beneficiosas mejora nuestra evolución cerebral y emocional, y si son negativas serán inconvenientes para su desarrollo.

Esto indica, que si estimulamos el pensamiento positivo recibiremos una respuesta emocional positiva dada por nuestro cerebro y de forma natural actuaremos positivamente. Aprendamos a pensar en positivo a través de buenos hábitos de pensamiento y saquemos el mejor provecho de esta capacidad.

Buenos hábitos de pensamiento
Lo que nos decimos a nosotros mismos a través de nuestros pensamientos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas y la habilidad para hacer cosas efectivamente. Somos lo que pensamos, si nuestro discurso interior es positivo, crearemos y emanaremos energía positiva. El pensamiento se asemeja a una semilla porque siembra ideas, dependiendo de lo que siembres recogerás resultados negativos o positivos.

Paramahansa Yogananda

En el libro "El monje que vendió su Ferrari", el autor Robin S. Sharma, nos muestra una técnica que convirtió su libro en bestseller: el pensamiento opuesto, atribuye la idea a Paramahansa Yogananda (Gorakhpur, India 1893-1952). Líder espiritual, discípulo de Gandhi, que dejó un gran legado del conocimiento de la fuerza del pensamiento a través de la meditación yoga y la oración. Su libro "Autobiografía de un Yogui" fue designado por teólogos y académicos reconocidos de Harper&Collins, como uno de los 100 libros espirituales más importantes del siglo XX. Paramahansa Yogananda abrió la puerta al precioso conocimiento de la naturaleza humana y su poderosa capacidad espiritual para lograr todo lo que desea a través de organizar, sanar, controlar y ejercitar su pensamiento.

El pensamiento opuesto
El pensamiento opuesto comienza cuando reconocemos que no podemos pensar en dos cosas a la vez, nuestro cerebro solamente puede enfocarse en un pensamiento y después pasar a otro y así sucesivamente. Entonces, para alcanzar el pensamiento positivo realizaremos una gimnasia mental. Cada vez que tu cerebro tenga un pensamiento negativo inmediatamente coloca el pensamiento opuesto, por ejemplo: si estas juzgando mal a alguien, piensa en una cualidad que esa persona posea, si te estás criticando negativamente, alábate una cualidad. Así tu conducta también cambiará hacia ti y hacia los demás.

Tenemos que ser realistas y algunas veces nuestros pensamientos negativos serán verdaderos y nos ayudarán a escoger mejor nuestras amistades y a perfeccionar nuestras habilidades interpersonales. Lo que trata el pensamiento opuesto es de motivarte, lograr que generes un quehacer positivo de tus acciones para alcanzar tus objetivos. Además superarás conflictos internos y malos hábitos de pensamiento que son peligrosos como una inclinación al pensamiento derrotista que puede llevarte a una actitud pasiva o al estancamiento de tus metas. A eso se debe lo peligroso del pensamiento negativo, porque puede destruirnos interiormente y exteriormente. Esforcémonos para que de forma natural evolucionemos y nos convirtamos en seres positivos educando nuestra mentalidad.  

Es aconsejable un mínimo de tres semanas para realizar la gimnasia mental del pensamiento opuesto y así lograrás que tu pensamiento se acostumbre a pensar siempre en positivo. Analiza el por qué tienes un mal habito de pensamiento. Después céntrate en una idea y escoge un objetivo, por ejemplo dejar de criticar, tratar de tener sentido del humor, ver cualidades en lugar de defectos, un nuevo propósito o realizar esa meta que está engavetada.

Enfoquémonos positivamente
En la vida de todos los seres humanos suceden momentos de triunfo y derrota. Si nuestra mentalidad está en positivo sacaremos provecho de toda experiencia. Si después de una experiencia negativa nos decimos que la próxima vez todo saldrá mejor, así sucederá, porque encontraremos la causa del desacierto y lo mejoraremos la próxima vez.

Las personas positivas se miran como dueños de su destino, luchadores, emprendedores y creadores continuos de su propia existencia. El poder del pensamiento positivo atrae energías positivas y por ende sucesos positivos a nuestra vida. Empieza ahora, y trata de explicarte las cosas de una manera diferente, con mayor optimismo, con más amor propio, con fe y esperanza. Mantén conversaciones positivas contigo mismo y con los demás e inmediatamente verás la diferencia en tu actitud personal, en tus acciones y en tu vida.

Analiza que desde ahora estás capacitado para iniciar el año 2013 con una nueva vida positiva. Confía en ti, siéntete capaz de hacerlo y pon empeño físico y mental. Medita y analiza que es necesario un cambio e inícialo, comienza desde este instante a vivir una vida positiva, aprendiendo el arte del buen pensar, pensando cada día más y más cosas positivas. Se agradecido con la vida, así apreciarás y amarás lo que tienes al alcance, esfuérzate por ser positivo y serás feliz.


Autora: Vera Patricia Bolaños Santos

No hay comentarios:

Publicar un comentario