jueves, 17 de enero de 2013

La Dimensión de la Luz



Comparación del Manto de Turín y la Tilma de Juan Diego

En el Nuevo Testamento se asegura que Jesús tuvo una transfiguración. La palabra transfiguración significa: metamorfosis, transformación, variación o mutación. En San Mateo 17.1, se especifica que cambió la apariencia de Jesús. Su cara brillaba como el sol, y su ropa se volvió blanca como la luz. Y se escuchó una voz que dijo: “este es mi Hijo amado a quien he elegido: escúchenlo”.

Transfiguración de Jesús, Nuevo Testamento

Analizo conforme las teorías de Einstein, que si la materia se expande y pasa a un estado de luz, a eso se debe, que cuando Jesús se ha aparecido se ve lleno de luz. O bien por su naturaleza que es humana y divina, se explica lo que sucedió en la narración de las Escrituras respecto a su “transfiguración”. Esto demuestra que el ser humano trasciende a la luz por tener espíritu, pero Jesús lograba hacerlo en cuando vivió en la tierra porque su naturaleza divina se lo permitía. 
Las personas de diferentes religiones o grupos espirituales o simplemente personas que meditan y han escrito libros sobre visiones de ángeles, apariciones de Jesús y de la Virgen, es porque han evolucionado a través del enriquecimiento de su espíritu y logran ver esa dimensión, algunas hasta han estado con Jesús y los ángeles en esa dimensión, han podido transmutar su materialismo a través de su espíritu y logran pasar a esa dimensión. 

El Manto de Turín


El Manto de Turín, Sabana Santa o el Santo Sudario es un lienzo de lino que mide 436 cm por 113 cm. Se encuentra expuesto en la capilla de la Catedral de San Juan Bautista, Turín, Italia desde 1578. Unos historiadores afirman que es el lienzo que se colocó sobre Jesús después de ser crucificado. Otros afirman que es un objeto creado en la Edad Media.

El manto todavía sigue siendo un misterio porque muestra las marcas de un hombre que fue crucificado igual que Jesús de Nazaret según las Escrituras. Tiene golpes de la flagelación, la herida de lanza con rastros de sangre, manos y pies perforados con clavos, heridas por la corona de espinas y rodillas heridas por las caídas en el Vía Crucis. Con la finalidad de determinar las impresiones del manto se han realizado más de 1,000 investigaciones científicas y le han tomado más de 32,000 fotografías continuando las dudas, siendo el Manto de Turín la reliquia más estudiada de la historia.

Pruebas de carbono realizadas por científicos, son rechazadas por muchos en la actualidad, porque pueden estar equivocadas al decir que es un manto de la edad media, ya que la exposición del Manto de Turín a altas temperaturas pudo equivocar los resultados del carbono 14. Además existen otras pruebas como el polen de plantas que solamente existen en Palestina.

A lo que no se le encuentra explicación es al mecanismo de transferencia de la imagen al lienzo, tuvo que ser por una radiación de calor muy fuerte, una energía inexplicable, que para los creyentes en Jesucristo es la prueba de que Jesús al resucitar dejó plasmada su imagen.

Manto de Turín completo


En 1978, el STURP (Shroud of Turin Research Project: proyecto para la investigación del sudario de Turín) investigó la Sábana Santa. En 1981 publicó su informe final, en el cual se dice: «No hay métodos químicos o físicos conocidos capaces de dar cuenta de la totalidad de la imagen [...]. La respuesta a la cuestión de cómo se produjo la imagen o qué produjo la imagen es ahora, como en el pasado, un misterio».






Revelación de Jesús a Sor Faustina
Faustina Kowalska nación en 1905 en Glogowice, Polonia.  El 22 de febrero de 1931, santa Faustina narra en su diario cuando recibió la primera revelación de la Divina Misericordia: "En la noche cuando estaba en mi celda, vi al Señor Jesús vestido de blanco. Una mano estaba levantada en ademán de bendecir y, con la otra mano, se tocaba el vestido, que aparecía un poco abierto en el pecho, brillaban dos rayos largos: uno era rojo y, el otro blanco. Yo me quedé en silencio contemplando al Señor. Mi alma estaba llena de miedo pero también rebosante de felicidad”.

Divina Misericordia

Quienes estudiaron el diario de Sor Faustina dicen que la descripción del rostro de Jesús que dio, es idéntica a la del Manto de Turín. Sor Faustina fue canonizada por el Papa Juan Pablo II en abril 30 del 2000.
 
Tilma de Juan Diego
El 9 de diciembre de 1531, el indígena mexicano Juan Diego llegó al monte de Tepeyac y se le apareció la Virgen María en medio de un arco iris y le pidió que le solicitara al obispo de México que le edificara un templo, que ahora es la Basílica de la Virgen de Guadalupe. La aparición de la Virgen cambió la historia de México.

Cuenta la historia que el obispo no le creía y la Virgen para respaldar su solicitud  le dijo a Juan Diego que tomara unas rosas y las echara en su tilma o manta de fibras de maguey  y se las llevara al obispo. Cuando llegó frente al obispo dejó caer la tilma y cual fue la sorpresa que estaba la figura de la Virgen que se expone en la Basílica de la Virgen de Guadalupe en México.

Virgen de Guadalupe

La tilma de Juan Diego ha sido estudiada como el Manto de Turín, no se ha detectado aún como fue que quedó plasmada la figura porque la pintura no tiene ningún origen vegetal, mineral, animal u otro de los 111 elementos conocidos de la tierra. La duración del tejido de maguey dura de 30 a 40 años solamente y no se comprende como se mantiene intacta a los casi 500 años de su aparición.

Se han encontrado en las pupilas de los ojos de la Virgen doce figuras y su pupila tiende a dilatarse y contraerse como la de un ser humano vivo. El Dr. Richard Khun, premio Nobel de Química, de origen judío, analizó las fibras en 1936, sin encontrar una respuesta lógica. Otro dato curioso es que la tilma mantiene una temperatura de 36.6 grados como una persona viva.

Ojos de la Tilma

 Los ojos de la Virgen de Guadalupe poseen los tres efectos de refracción de la imagen que tiene un ojo humano, que un pintor logre esto es imposible y se encuentran reflejados en ellos los testigos del milagro guadalupano en el momento en que Juan Diego mostró el ayate al obispo.

Comparación del Manto de Turín y la Tilma de Juan Diego
Existe demasiada similitud entre el Manto de Turín y el ayate o tilma de Juan Diego donde quedó impresa la figura de la Virgen de Guadalupe. Los investigadores del Manto de Turín dijeron lo mismo que los resultados del ayate o tilma: La pintura no tiene ningún origen vegetal, ni mineral, ni animal, ni ningún otro elemento de los 111 conocidos, el origen de la pintura es desconocido. Su conservación también es un fenómeno inexplicable.

Considero que la Virgen como es un ser que está en la dimensión de la luz reflejó su imagen en la tilma de Juan Diego para respaldarlo ante el obispo. Esta impresión no puede detectarse porque está impresa por la energía o el calor de la luz. 

Ahora bien en el Manto de Turín, la figura fue plasmada por el “aliento de vida”. Cuando Jesús estaba en el Santo Sepulcro, vino Dios y envió Su aliento de vida para resucitarlo. Entonces se creó una energía o calor de la luz, de la dimensión celestial y quedó impresa la figura del cuerpo de Jesucristo. Pero tomemos en cuenta que ahora Jesús vive en la dimensión de la Luz con su Madre.

Si se compararan el Manto de Turín y la imagen de la Virgen de Guadalupe, y se descubriera que son idénticas sus formas de pigmentación o impresión, allí se constataría que Jesús recibió el aliento de vida y resucitó. A eso se debe que personas no creyentes, o de otra religión quieran deslegitimar la autenticidad del Manto de Turín.

La dimensión de la luz es una dimensión que está conectada con el mundo terrenal, para los seres humanos espirituales es fácil apreciarla por gracia de Dios. Y para Dios, Jesús, Virgen María, ángeles y santos, es fácil acercarse a nosotros  y viven pendientes de nuestra dimensión para ayudarnos a ser más espirituales y poder después gozar de la vida junto a ellos en la dimensión de la luz.  

He conocido personas que meditan y han tenido la oportunidad de conocer la dimensión de la luz, yo puedo dar testimonio que también la conozco, he visto a Jesús, en otro ocasión narraré algunas experiencias que he tenido.

1 comentario:

  1. Hola Vera, tienes un bello espacio, un placer.
    que tengas un buen fin de semana.
    saludos.

    ResponderEliminar