sábado, 1 de diciembre de 2012

El Diálogo Intereligioso

El dialogo intereligioso es base fundamental para la evolución de la civilización



Diálogo intereligioso
(fragmento del libro Filosofía de la Luz)

          El diálogo intereligioso es fundamental para la paz mundial. Dentro de las tres religiones monoteístas se están dando pasos decisivos. En Francia existe el diálogo entre cristianos y musulmanes. La Iglesia Católica ha reunido en el Vaticano el Foro Católico-Musulmán. En las actividades del diálogo judeo-cristiano, se incita a los católicos a adquirir una nueva visión de la tradición judía.
Las tres religiones reveladas y proféticas han ido evolucionando conforme la historia. Siempre existen altibajos pero predomina la buena voluntad para llegar a acuerdos y aperturas. En la relación con otras religiones o comunidades espirituales debemos fomentar respeto a sus creencias porque carecen de preceptos específicos de la revelación de Dios. Es necesario invitarlos a la construcción del Reino de Dios en la tierra para unificarnos.
El punto en común de todas las religiones y congregaciones espirituales del mundo es que todas exigen la sencillez de corazón y el desprendimiento de sí mismos. Dios está más allá de toda explicación psicológica o social.

Reina Isabel II, Duque de Edimburgo y Papa Juan Pablo II
La cultura del amor nos llevara hacia el entendimiento entre los pueblos.


El diálogo intereligioso es dar y recibir para crecer en sí mismos y sentirnos más unidos. Acoger la verdad ofrecida, ofrecer la verdad propia, no como imposición sino como oferta de salvación, no para suplantar sino para completar. Es como descubrir una herencia común y compartir la promesa de un futuro más pleno.
El diálogo intereligioso ha cobrado una urgencia nueva e inmediata. Dios es más que una religión que profesemos, Jesús suscita interés más allá del cristianismo, el Reino pertenece a todos y la verdad de Dios sobrepasa cualquier religión.
Las religiones son caminos que Dios construye para llevarnos a la salvación y llegar a nuestro encuentro. Nos mantenemos en constante evolución y estamos escribiendo la historia de la convergencia de todas las religiones. Verdad, lealtad y humildad son las bases del diálogo intereligioso. Amor, respeto, agradecimiento y simpatía son los eslabones que nos unirán para lograrlo.
La filosofía de la luz propone buscar una misión universal como proceso evolutivo para la unidad religiosa a manera de colaboración en la causa de la humanidad. Al no ser Dios una posesión, nos invita a evolucionar en su reconocimiento universal. Dios es el principio y el futuro del hombre, es la búsqueda renovada del ser originario. Encontremos a Dios en todas las expresiones religiosas y espirituales para lograr trascender espiritualmente como civilización.

Todos los líderes     deben contribuir a fomentar una sincera cultura de paz ,
 es el objetivo de la filosofía de luz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario