jueves, 25 de octubre de 2012

Artículos Declaración Sobre los Derechos Religiosos



 Primera Parte

La luz de Dios alumbra a todos sin distingo de religión

DECRETA:“Declaración sobre los Derechos Religiosos”


Parte I

Artículo 1
Las personas religiosas tienen derecho al disfrute pleno y efectivo de todos los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Artículo 2
Las personas religiosas son libres e iguales a todas las demás personas y pueblos en cuanto a dignidad y derechos y tienen el derecho a no ser objeto de ninguna discriminación desfavorable fundada en particular, en su origen o identidad religiosa.

Artículo 3
Las personas religiosas tienen derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.

Artículo 4
Las personas religiosas tienen derecho a conservar y reforzar sus propias características políticas, económicas, sociales y culturales, así como sus sistemas jurídicos, manteniendo a la vez sus derechos a participar plenamente, si lo desean, en la vida política, económica, social y cultural del Estado.

Artículo 5
Las mujeres religiosas tienen los mismos derechos que los hombres religiosos. Nadie tiene derecho de manifestar su poder suprimiendo los derechos de las mujeres en educación, empleo, salud, participación política y sociedad civil. O promover acciones que atenten contra su dignidad y seguridad.

Artículo 6

Las personas religiosas tienen derecho a contraer matrimonio, a tener hijos y a formar una familia si tienen edad para ello.Con miembros de su misma religión o de otra religión.

 

Artículo 7
Toda persona religiosa inmigrante tiene derecho a una nacionalidad.

Artículo 8
Al denominar persona religiosa, incluye a todas las personas que practican una de las religiones, creencias, o manifestaciones espirituales existentes.  Y a las personas que sustentan cargos religiosos dentro de una iglesia, templo o congregación.


Parte II

Libertad de Culto
Artículo 9
Todas las personas sin distingo de raza o nacionalidad tienen derecho a la libertad de conciencia y religión.

Artículo 10
Toda persona tiene el derecho de profesar la religión que libremente elija o no profesar ninguna; cambiar de religión o abandonar la que tenía.

Artículo 11
Toda persona religiosa puede manifestar libremente sus creencias religiosas o la ausencia de las mismas o abstenerse de declarar sobre ellas.

Articulo 12
Toda persona debe respeto y tolerancia a las personas religiosas cuando manifiesten libremente sus creencias, vistan sus trajes religiosos o porten sus símbolos religiosos. Igualmente toda persona religiosa debe respeto a las personas no religiosas o de otra religión cuando se manifiesten libremente.

Artículo 13
Las personas religiosas tienen el derecho de portar sus símbolos, vestir sus trajes religiosos y o regionales optativamente en lugares públicos y privados.

Artículo 14
Toda persona religiosa tiene el derecho de recibir asistencia de su propia religión para celebrar sus fiestas religiosas y sus ritos religiosos.  No puede ser obligado a practicar actos de culto o recibir asistencia religiosa de otra religión si no lo desea.

Artículo 15
Las personas religiosas tienen el derecho de manifestar sus creencias según sus tradiciones y se debe respeto a sus templos, imágenes y tesoros.

Artículo 16
Toda persona religiosa tiene derecho a recibir sepultura de acuerdo a su religión.

Artículo 17
Las personas religiosas tienen derecho a la libertad de movimiento y pueden reunirse o manifestarse públicamente con fines religiosos y asociarse para desarrollar sus actividades religiosas.

Articulo 18
Todas las personas religiosas tienen derecho a identidades múltiples, por ejemplo ser de un país pero de una religión distinta a la oficial del Estado donde vive.

Artículo 19
Los grupos religiosos mayoritarios no pueden discriminar a los grupos religiosos minoritarios o por diferencias religiosas. Los grupos religiosos minoritarios tampoco pueden discriminar a otros grupos religiosos.

Artículo 20
Las personas pertenecientes a religiones minoritarias gozarán de libertad en comunidad y podrán practicar su religión y utilizarán su propio idioma y demás tradiciones si así lo deciden.

Parte III

Educación
Artículo 21
Toda persona religiosa tiene derecho de recibir o impartir enseñanza de su religión por escrito, oral o cualquier otro mecanismo de información que desee, para él y los miembros de su familia. La educación religiosa de los menores de edad estará bajo la responsabilidad de sus padres o tutores.

Artículo 22
Los Estados deben de supervisar y reglamentar las escuelas públicas y privadas para que se promuevan valores humanos universales básicos, entre ellos la tolerancia y el diálogo intereligioso,así como la ética y la moral. Y pueden establecer alianzas con Iglesias y congregaciones religiosas para erradicar la educación laica.

Artículo 23
Todas las personas: niños, jóvenes y adultos religiosos tienen derecho a todos los niveles y formas de educación del Estado.

Artículo 24
Todas las personas religiosas tienen el derecho a establecer y controlar sus sistemas e instituciones docentes impartiendo educación en sus propios idiomas y en consonancia con sus métodos culturales, normas de enseñanza y aprendizaje, siempre que se respeten los valores básicos universales (Derechos Humanos). Los Estados adoptarán medidas eficaces para asegurar estos fines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario