lunes, 3 de septiembre de 2012

Teoría sobre la evolución de la inteligencia


Parte III
La evolución del cerebro
El hombre en tan sólo un espacio de tiempo de (2-3) millones de años; ha aumentado el peso del cerebro de (500) gramos a (1.400) gramos debido en parte a la dieta especializada que adoptó y a la necesidad de acomodación al entorno; es decir, al poder adaptativo. El cerebro ha dictado las necesidades de acomodación o adaptación. La adaptación es un proceso evolutivo permanente y constante.
Si se exige al ser humano de forma natural o psico-socialmente, desarrollará habilidades adaptativas que lo harán desarrollar más su inteligencia que sus predecesores. Esto indica que la inteligencia evoluciona conforme las necesidades o exigencias de su entorno. 
Paul D. MacLean (1913  2007) médico norteamericano y neurocientífico realizó una teoría evolutiva del cerebro triple o cerebro triuno. Dividió el cerebro humano en tres cerebros: el reptiliano, el sistema límbico y la neocorteza. Basó su teoría en estudios realizados con anterioridad por el científico James Papez. La teoría de las 8 inteligencias del  psicólogo estadounidense Howard Gardner, se basó en la teoría de Paul D. MacLean.

Teoría evolutiva del cerebro triple: Fundido en una sola estructura, nuestro sistema nervioso central alberga tres cerebros. Por orden de aparición en la historia evolutiva, esos cerebros son: primero el reptiliano (reptiles), a continuación el límbico (mamíferos primitivos) y por último el neocórtex (mamíferos evolucionados o superiores). 
Reptiliano: Alojado en el tronco cerebral, es la parte más antigua del cerebro y se desarrolló hace unos 500 millones de años. Allí se procesan las experiencias primarias, no verbales, de aceptación o rechazo. Aquí se organizan y procesan las funciones que tienen que ver con el hacer y el actuar, Este cerebro se caracteriza por la acción y el instinto. Otros científicos aseguran que en el cerebelo (reptiliano) existen funciones cognitivas como el procesamiento del lenguaje, la música, la atención y el aprendizaje.  
Sistema Límbico o cerebro medio: Es la porción del cerebro situada inmediatamente debajo de la corteza cerebral. Este cerebro se empieza a desarrollar en las aves y totalmente en los mamíferos. Su función principal es la de controlar la vida emotiva, lo cual incluye los sentimientos, la regulación endocrina, el dolor y el placer, considerado como el cerebro afectivo, que permite sentir y que energiza la conducta para el logro de las metas y motivación.
El neocórtex: El neocórtex lo tenemos lo seres humanos hace un poco más de un millón de años. En el neocórtex o sistema neocortical se llevan a efecto los procesos intelectuales superiores y el desarrollo social, el entendimiento y el análisis. Principalmente en la región frontal, que permite desarrollar sociedades, tecnologías, culturas, conocimientos y comprender el Universo.
El Sistema Neocortical está estructurado por el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho. El hemisferio izquierdo está asociado a procesos de razonamiento lógico, razonamiento crítico, razonamiento creativo, funciones de análisis, síntesis y descomposición de un todo en sus partes. El hemisferio derecho, en el cual se dan procesos asociativos, imaginativos y creativos, se asocia con la posibilidad de ver globalidades y establecer relaciones espaciales.
Según MacLean se adquirió también la conciencia. A mí parecer el hombre siempre ha tenido conciencia pero al iniciarse el desarrollo del neocórtex se ha ido perfeccionando y se desarrolló el discernimiento que es parte de la conciencia.  

Evolución del Neocórtex
La evolución de la neocorteza o neocórtex ha dependido del funcionamiento total cerebral.  Es la parte mayor de la corteza cerebral, la corteza nueva o corteza más reciente y que más ha evolucionado del cerebro. Es la capa evolutivamente más moderna del cerebro, donde se producen los procesos de raciocinio y la parte más consciente. Es la que se ha encargado y se encarga de la evolución de la inteligencia, tomando siempre en cuenta que todas las partes del cerebro contribuyen a su desarrollo. La evolución de la inteligencia es un proceso lento y se ha visto suceder por los cambios sociales que ha logrado el ser humano.
La neocorteza es un manto nervioso que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales. En ella ocurre la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión. Esta capa incluye unos 10,000 millones de neuronas que son las que evolucionan. La corteza cerebral está dividida en Isocorteza, Neocorteza o Neocórtex, Paleocorteza y Arquicorteza. Todas las partes de la corteza cerebral están interconectas e influyen en la capacidad de la inteligencia. Por ejemplo: la Paleocorteza comprende el cerebro olfatorio o sea el sentido del olfato. La Arquicorteza se encarga de la parte intuitiva, es la encargada de la superviviencia y desde la era prehistórica nos ha llevado hasta donde nos encontramos como civilización.
Cada una de las seis capas que se encuentran en el neocórtex; desde la superficie hacia las zonas más profundas son las siguientes: molecular, granular externa, de células piramidales, granular interna, de células piramidales grandes y de células polimorfas. Se suelen denominar con números romanos del I al VI, de las más superficiales a las más profundas.

Evolución neuronal: Está comprobado que el genoma humano cambia y evoluciona según el entorno del ser humano, así, las neuronas también evolucionan. Las convoluciones del cerebro, son las neuronas del neocórtex y se ordenan en columnas, cada columna responde a estímulos sensoriales que representan los sentidos, visión, sonido y otros.  La inteligencia durante su desarrollo evolutivo puede aplicarse de innumerables formas porque tiene la particularidad de lograr el mejoramiento evolutivo de sus circonvoluciones cerebrales.

Rita Levi-Montalcini (1909) neurocirujana italiana, Premio Nobel de Fisiología o Medicina 1986 y Víktor Hamburger (1900-2001) zoólogo y embriólogo alemán descubrieron que uno de los factores que hacen posible la reestructuración de las uniones interneuronales es el factor de crecimiento neural, que fue identificado y que participa en los procesos de plasticidad-aprendizaje como respuesta a influencias ambientales y mentales. De acuerdo a estos hallazgos es posible que uno mismo sea capaz de determinar su propia plasticidad neural y que cada quien decida cuanto aprende. Lo científicos han encontrado que la experiencia y la actividad mental son muy importantes en los procesos de plasticidad neuronal y provocan los cambios estructurales del cerebro por eventos químicos y eléctricos. Esto comprueba lo que afirma la teoría sobre la evolución de la inteligencia, que la inteligencia es evolutiva, adaptativa, moldeable, modificable, perfectible y aplicable.

La corteza cerebral alcanza su máximo desarrollo en los primates después del ser humano. El hombre tiene un tipo de corteza cerebral y los primates una parecida pero no idéntica. La evolución es diferente porque somos diferentes especies. El raciocinio del mono no tiene la capacidad de evolucionar igual que el raciocinio del ser humano.

El Instituto de Neurociencia Cognitiva de Londres indica según estudios de la neorocientífica Sarah-Jayne Blakemore, que el cerebro continúa desarrollándose en la infancia y pubertad hasta lo 40 años.
También enfatiza que el neocortex es importante para funciones cognitivas superiores como la planificación y la toma de decisiones (dicernimiento). La profesora Blakemore explica que la corteza prefrontal es en realidad “la parte del cerebro que nos hace humanos”, y la maduración del ser humano no está relacionada con los cambios hormonales sino con la edad y el aprendizaje.


Se puede apreciar en la anterior gráfica de resonancia como la neorocientífica nos muestra la evolución de la zona del córtex según la edad, desde la primera infancia va evolucionando y no se detiene dentro de la escala evolutiva. Explica que el neocortex nos capacita para adquirir conocimientos, desarrollar sociedades, culturas y tecnologías.
Según Blakemore la corteza cerebral de los animales está comprometida con las funciones sensoriales motoras, no así el hombre, que está disponible para la realización de un futuro programado. La neocorteza se convierte en el foco principal de atención en las lecciones que requieren generación o resolución de problemas, síntesis de información, análisis, uso del razonamiento, el pensamiento crítico y creativo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario