viernes, 28 de septiembre de 2012

La Filosofía de la Luz y las Ideologías


Las Repúblicas Religiosas y las Ideologías

Las filosofías nacen de un sentimiento y con una visión, una hermandad que trasciende las ideas y abarca ideales más unificadores. Por ejemplo: en la definición de la República Cristiana como forma de gobierno, se especifica que no es de derecha, izquierda o centro, sino que sigue los pasos de Jesucristo.

La filosofía de la luz ve la importancia de posicionarse porque considera que las ideologías son cuestiones de conciencia. Profundizando en las enseñanzas de Jesucristo, Jesucristo es un hombre-Dios que nace de la conciencia de la verdad. La verdad es que el sistema socialista moderno es el que más se identifica con la definición de esta filosofía y con los evangelios de Jesucristo.

Las ideologías en este milenio han evolucionado y tienden a mezclarse, podemos apreciar que existen países que se denominan socialistas donde su conciencia social puede serlo, pero mantienen apertura ante países capitalistas o neoliberales y aplican en ocasiones estos principios en su economía; las ideologías ya no marcan a la diplomacia como en el antiguo siglo. Las ideologías ya no tienden a ser fundamentalistas en todos los aspectos, sino que se han modernizado y han pasado a ser posicionamientos de conciencia.

Una filosofía no puede detenerse por una ideología o viceversa, porque la filosofía tiene la misma esencia que las ideologías; las ideas. Aunque la filosofía de la luz se manifiesta fácilmente dentro del socialismo evolucionado, existen perspectivas para aplicar la filosofía sin una exclusividad ideológica. Sin ser desleal puede aplicarse en cualquier ideología porque lo que procura es encontrar la pureza ideológica y corregir los errores en su aplicación.

Ver el contenido en este Blog, la Modernización del Estado, el cual presenta que el Estado no puede regirse en la actualidad por ideologías fundamentalistas porque viene su desplome. Es necesario fusionar las ideologías en el ámbito económico para que fluctúe su economía.

Lo importante es tener cautela con los gobernantes a elegir y apoyar por medio de la organización internacional de partidos políticos afines a la filosofía, cuando se organice formalmente. Y así, sean los mejores candidatos sin importar su ideología, tratando de evolucionar hacia un socialismo moderno o un capitalismo consciente. Dejando atrás estructuras totalitarias  y donde prevalezca la democracia. Compete a la filosofía de la luz tratar que las ideologías no sean negativas para las naciones.

La filosofía de la luz no puede someterse a un perfil ideológico específico porque entonces no cumpliría con su misión. Logra amoldarse a las ideologías sin que estas pierdan su personalidad ideológica. Será prudente a futuro mantener entre las Repúblicas Religiosas ideológicas un acercamiento de respeto y diálogo. En la organización internacional de partidos políticos afines a la filosofía pueden crearse dos corrientes ideológicas o más pero solamente una organización internacional.

Las ideologías y las filosofías deben conciliar, dialogar y lograr un trabajo conjunto. Una filosofía no puede entrar en conflicto con una ideología porque iría en contra de su misión de aplicación que es la unidad. La lucha contra el secularismo en el Estado no es una lucha ideológica. Tanto necesita el Estado una influencia socialista moderada como una influencia capitalista sana. La filosofía no persigue favorecer a una ideología en particular ni perjudicar a otra. La misión de la filosofía de la luz es hacer una realidad el Reino de Dios en la tierra. Un reino de justicia y solidaridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario